Atrás

Port de Tarragona, huella de carbono cero en 2030

Port de Tarragona, huella de carbono cero en 2030
09 Jul
2020

La Autoridad Portuaria presenta el nuevo Plan de Sostenibilidad Agenda 2030 para reducir su impacto ambiental en el territorio en la década 2020-2030

El Port asume los 17 objetivos de la ONU incluidos en la Agenda 2030 para el Desarrollo Sostenible

El Plan recoge 23 objetivos y 82 acciones reunidas en 3 bloques: Sostenibilidad ambiental, Crecimiento sostenible i Compromiso social

El nuevo Plan de Sostenibilidad del Port de Tarragona reducirá a cero la huella de carbono de la Autoridad Portuaria de Tarragona (APT) en el horizonte del año 2030. El presidente del Port de Tarragona, Josep Maria Cruset, ha presentado hoy el Plan de Sostenibilidad-Agenda 2030 con 23 objetivos medioambientales que se desplegarán durante los próximos 10 años en forma de 82 acciones o metas. El Plan, hecho público hoy en una rueda de prensa en los jardines de la sede de la APT y ante la presencia de dos vehículos eléctricos del Port, asume el compromiso de contribuir al logro de los 17 objetivos incluidos en la Agenda 2030 de Desarrollo Sostenible de las Naciones Unidas.

El presidente de la APT, Josep Maria Cruset, ha explicado las implicaciones de este compromiso del Port con el desarrollo sostenible a través de un Plan que, “además de ayudar en la programación de las acciones para luchar contra el cambio climático, añade transparencia y rendimiento de cuentas en unos retos, como el cambio climático y la economía sostenible, que nos implican a todos como personas, como organizaciones y como sociedad”.

El Plan agrupa los 23 objetivos en tres bloques temáticos diferenciados -Sostenibilidad ambiental, Crecimiento sostenible y Compromiso social- en el que se analizan las fortalezas del Port, se despliegan los objetivos a 10 años, se establecen los indicadores de seguimiento y se muestra porcentaje de logro de cada objetivo, por cada año. En este caso, los porcentajes a lograr en este año 2020.

Cada bloque del Plan adopta y da respuesta a un grupo de los 17 objetivos para el desarrollo sostenible (ODS) de la Agenda 2030 establecida por las Naciones Unidas para luchar contra el cambio climático y por un desarrollo económico y social más respetuosos con el entorno natural. Un reto que, ha declarado Josep M. Cruset, “marcará la próxima década, puesto que el desarrollo sostenible es un objetivo indiscernible de la actividad económica global y, en particular, de las actividades del sector logístico y portuario”.

El futuro del Port, tal como recoge el preámbulo del Plan de Sostenibilidad “como infraestructura logística tarraconense pasa por la intermodalidad y el fomento del ferrocarril, el impulso de nuevos tipos de combustible verde y nuevas fuentes de energía renovable, garantizar la circularidad de todos los proyectos y mantener la política de transparencia y comunicación abierta y global como pilar fundamental de toda la organización”.

Sostenibilidad ambiental

En la presentación del primero de los bloques temáticos del Plan de Sostenibilidad, titulado Sostenibilidad ambiental, Cruset ha destacado algunas de las acciones enmarcadas dentro de las cuatro líneas de actuación: agua, aire, biodiversidad, y gestión de residuos y economía circular. El presidente de la APT ha subrayado que el compromiso con la sostenibilidad ambiental forma parte integral del posicionamiento institucional del Port. Tanto es así que la presentación de este bloque en el documento del Plan dice que la médula de este apartado son “acciones decididas en la lucha contra el cambio climático con un uso responsable de los recursos, fomentando la circularidad y el aprovechamiento de los recursos naturales y preservando la biodiversidad de nuestro entorno".

De entre los 11 objetivos de este bloque, Cruset ha destacado dos por delante de los otros. La restauración, la mejora y la potenciación de los hábitats naturales de la zona Red Natura 2000, a tocar del casco urbano de la Pineda (Vila-seca), y la recogida y la reutilización de las aguas pluviales en el nuevo espacio de la Zona Logística de Actividades (ZAL) mediante la construcción de un depósito de 1.000 m³.

Cruset también ha avanzado el proyecto de creación de biotopos marinos para la regeneración de la vida marina y la apuesta por la recuperación de la biodiversidad autóctona con la creación de nuevos espacios verdes. Estos biotopos forman parte de un proyecto de colaboración con la URV que permitirá la regeneración de especies de interés como el calamar, la sepia y el pulpo.

En el apartado de la mejora de la calidad del aire, el presidente del Port ha explicado que el Plan prevé la instalación de nuevos captadores y la aprobación de más instrucciones operativas. En este ámbito, el Pla también incluye la creación de masa forestal en la zona portuaria para conseguir una mejora de la calidad del aire a través de la reducción de las emisiones de CO₂. El verde crecerá en el puerto mediante 4.ª plantación solidaria en el acceso del muelle de Reus, la ampliación de la zona verde alrededor de la antigua sede de la APT,  Museo del Port, con la creación de un muro verde en el helipuerto y con la reforestación de la misma Red Natura 2000.

Crecimiento sostenible

En el segundo bloque temático, quizás el más relacionado con la actividad económica del Port de Tarragona, Cruset ha hecho suyas las palabras introductorias en este apartado del Plan. Para el presidente de la APT, “el crecimiento del Port de Tarragona pasa por la transición energética, la digitalización de los procesos y el impulso de infraestructuras que favorezcan la mejora de la eficiencia, la competitividad y la conectividad entre las personas”.

Este es el bloque que, de manera más determinante, permitirá una compensación de las emisiones de CO₂ de la APT de un 96% a finales de 2021 y del 99% a finales de 2030, a través de acciones como por ejemplo, la contratación de energía verde, y la electrificación del muelle de Creuers.

El Port además continuará apostando por la instalación de placas fotovoltaicas para la utilización de energía renovable, lo que reducirá la demanda de energía de red. Y seguirá transformando su flota de vehículos en una flota eléctrica, a la vez que fomentará que la del resto de la comunidad portuaria haga lo mismo.

En este apartado, el Plan de Sostenibilidad también prevé el estudio de energías alternativas como el hidrógeno que tienen una aplicación muy amplia (camiones, maquinaria terrestre, embarcaciones de servicios, cargueros, grupos electrógenos, etc.) y, también, el fomento del transporte con ferrocarril que ya está dando sus primeros frutos con el aumento de los envíos de cereales hacia Lleida, Vic y Aragón.

 

Compromiso social

El último bloque temático del Plan extiende la acción de este instrumento de gobierno al área social. Un ámbito en que el Port ya ha obtenido resultados tangibles durante muchos años. La presentación de este apartado del Plan califica las acciones del Port de la siguiente manera: “compromiso con el entorno social mediante el fomento de acciones que contribuyan a garantizar una vida sana y hábitos saludables y la concienciación para promover la igualdad de género y favorecer la inclusión social, Acompañado con una política de transparencia y de comunicación global”.

Cruset ha hecho una firme defensa de la apuesta por una nueva política de comunicación con el entorno basada en la transparencia, el rigor y la inmediatez, por la creación de nuevos órganos de participación, etc. “Y de la cual el Plan de Sostenibilidad es uno de los pilares”, ha dicho.

El Port trabaja para mantener una comunicación fluida y constando con la ciudadanía mediante nuevos canales de comunicación que estimulen la participación, la consulta y la comunicación directa con la organización. La apuesta por la potenciación del uso de las redes sociales son un ejemplo, ha subrayado el presidente del Port.

En esta línea de aproximación del puerto a la ciudadanía, y especialmente a los colectivos menos favorecidos, Cruset ha destacado algunas acciones de este bloque, como por ejemplo, la adecuación espacios públicos como circuitos inclusivos para fomentar el uso entre las personas con más dificultades; el fomento del apoyo a colectivos de riesgo -Ayudas Sílvia Cuesta, programa ayudas RSC, relación con la sociedad y entidades vecinales, etc.- y la instalación de un sistema de información a los y las usuarias del KM0 en el dique de Llevant en los días de fuerte viento por si se produjera, alertar de un episodio de presencia de partículas.

Una trayectoria de años

El Port de Tarragona ha sido consciente de los retos y desafíos que se han tenido que afrontar permanentemente para mantener la competitividad en una economía global, así como para atender la protección al medio ambiente y hacer un uso responsable de los recursos. Desde hace años la filosofía y estrategia de negocio del Port se ha trabajado desde esta política medioambiental.

Un ejemplo del trabajo hecho desde esta visión es la ‘Guía de buenas prácticas’ que lleva a cabo desde hace años. El objetivo de esta guía se basa en el establecimiento de procedimientos para reducir los efectos medioambientales generados por la manipulación de los sólidos a granel. El análisis del conocimiento de la operativa ha permitido introducir medidas para reducir el impacto medioambiental y establecer un plan de inspección y vigilancia constante.

Otro ejemplo es la obtención en 2012 de la certificación del sistema medioambiental ISO 14001 actualizada y revisada hasta el día de hoy. Hay que añadir que la organización, desde el año 2015, consigue, también, la certificación ISO 50001 en cuanto al sistema de gestión energética. Por otro lado, el Port acredita el distintivo de calidad ambiental de su flota de vehículos así como el acuerdo voluntario por el compromiso de la reducción del CO₂ con la Oficina Catalana de Cambio Climático de la Generalidad de Cataluña.

Con la obtención de la certificación ISO 9001 se pone de manifiesto ante la sociedad y las empresas que la Autoridad Portuaria posee un sistema de trabajo consistente y fiable con el propósito de adaptarse a los requisitos de sus clientes.

El Port durante estos últimos años ha desplegado un sistema de gestión de calidad hacia la Comunidad Portuaria con instrumentos que le han llevado a conseguir los referenciales específicos de calidad de servicio para tráficos y servicios portuarios, sin olvidar que su preocupación por la mejora continua, lo llevó a conseguir y adoptar en 2002 el Modelo EFQM de Excelencia, vigente hasta hoy en día.

 

Los 17 ODS de la ONU

Este trabajo constante y evolución muestra el crecimiento de la concienciación y responsabilidad del Port de Tarragona por un desarrollo sostenible a todos los niveles.

A los vigentes compromisos permanentes (Certificación ISO 14001 de gestión ambiental, Certificación ISO 50001 eficiencia energética, Certificación ISO 9001 de calidad, Distintivo de garantía de calidad ambiental para flotas de vehículos, Acuerdos voluntarios por la reducción de CO₂, etc.) ahora se suma el compromiso del Port con los 17 Objetivos de Desarrollo Sostenible de la Agenda 2030 de la ONU.

El 25 de septiembre de 2015, los líderes mundiales adoptaron un conjunto de objetivos globales para erradicar la pobreza, proteger el planeta y asegurar la prosperidad para todos como parte de una nueva agenda de desarrollo sostenible. Cada objetivo perfila metas específicas que tienen que conseguirse en los próximos 10 años.

La ONU cree que nuestro entorno natural necesita un firme compromiso y acciones interrelacionadas a escala mundial por parte de gobiernos, sector privado, sector público, sociedad civil y personas anónimas. El Port de Tarragona, consciente de esta necesidad, ha definido actuaciones concretas para combatir el cambio climático y migrar hacia una energía no contaminante en el Plan de Sostenibilidad – agenda 2030 que ha presentado hoy.

El Plan de Sostenibilidad del Port de Tarragona muestra como la organización avanza en algunas áreas críticas y marca objetivos realistas y, a la vez, ambiciosos que, entre otros objetivos, permitirán reducir a cero las emisiones de CO₂ de la APT. Para contribuir a la consecución de los ODS de la agenda 2030, el Port de Tarragona abre una década de acción ambiciosa mediante la aprobación y aplicación de este plan, con 23 objetivos y 82 metas, e indicadores para hacer el seguimiento y evaluar anualmente su eficacia.

 

PLAN DE SOSTENIBILIDAD AGENDA 2020-2030

Port Tarragona, huella de carbono cero en 2030
+ info
 

Port Sostenible

Espacio Port Sostenible
+ info