Atrás

El reloj del Port de Tarragona, protagonista del cupón de la ONCE

El reloj del Port de Tarragona, protagonista del cupón de la ONCE
22 May
2020

A la venta este lunes 25 de mayo en la serie ‘Ciudades en punto y hora’

El reloj del Port de Tarragona, situado al inicio del paseo del Rompeolas en el dique de Levante, un espacio conocido también como Km 0, ha sido elegido por la ONCE para protagonizar e ilustrar su reconocido cupón que se pondrá a la venta este próximo lunes, día 25 de mayo, en la serie llamada ‘Ciudades en punto y hora’.

Se trata de una serie, iniciada en marzo de 2019 y que finalizará este año 2020, dedicada a los 52 relojes más emblemáticos del estado. Esta difusión representará más de cinco millones y medio de cupones que mostrarán la imagen del reloj del Port de Tarragona por toda la península.

El cupón diario de la ONCE ofrece, por 1,5 euros, 55 premios de 35.000 euros a las cinco cifras. La persona compradora del cupón puede invertir 0,5 euros más y participar en la serie teniendo la opción añadida de ganar la denominada “La Paga”, que se traduce en un premio de 3.000 euros en el mes durante 25 años, retribución que se añade a los 35.000 euros del número ganador.

Los números anterior y posterior a la combinación ganadora percibirán 500 euros y, 200, 20, y 6 euros a los números que coincidan con las cuatro, tres y dos últimas cifras, respectivamente, del cupón premiado. Las combinaciones que coincidan con la primera o la última cifra se les reintegrarán el 1,5 euros del cupón adquirido.

Los cupones de la ONCE se comercializan por aproximadamente 20.000 persones vendedoras que forman parte del equipo de la organización de la ONCE, y también se pueden adquirir mediante establecimientos colaboradores autorizados y desde su página web http://www.juegosonce.es.

Una cata histórica del reloj del Port

El singular y peculiar reloj del Port es un proyecto del ingeniero Francisco García de Membrillera, fechado el 1922, que está protegido como BCIL (Bien Cultural de Interés Local). Forma parte de la Ruta Patrimonial del Port, un recorrido de más de cuatro kilómetros que incluye una docena de elementos portuarios.

El reloj sustituía los toques de trompeta que un trompetero hacía para indicar el inicio y el final de la jornada laboral.

El reloj tiene tres esferas de 1,5m de diámetro, que antiguamente tocaban las horas, las medias horas y los cuartos. Dos de las esferas están recubiertas de vidrio y la tercera se recubrió de esmalte sobre cobre por no deslumbrar los barcos y porque no lo confundieran con el faro. El lugar correspondiente a la cuarta esfera se decoró con un mapamundi. A la cabina del reloj se accedía a través de una escala marinera de madera situada en la columna central.

Después de varias intervenciones, en 2006 se restauró el templete y se sustituyó la maquinaria del reloj por una digital. Actualmente, la antigua maquinaria restaurada está a disposición del Museo del Port. Ahora, catorce años más tarde, se llevarán a cabo obras de restauración para conservar una de las joyas no sólo del patrimonio portuario, sino de la ciudad de Tarragona.